LA NO CONCILIACIÓN

Hago un paréntesis en mi serie de entradas de presentación porque está siendo una semana muy dura y necesito denunciar. Denunciar que he trabajado durante seis años en el mismo colegio concertado específico de autismo en el que hice mis prácticas de Psicología y no me han dejado volver porque no tenía un contrato fijo y he tenido un bebé.

Mi trabajo me encanta. Y eso que es duro. Hay chavales con graves problemas de conducta que como tengan el día cruzado te dan un tirón de pelos o un buen guantazo como te descuides. Pero es lo más gratificante del mundo enseñarles a comunicarse, a que sean autónomos, a que te digan lo que quieren, a que les interese interactuar contigo…

He tenido plazas con distinta duración (jornada completa, parcial, parcial de tres horas al día con un descanso de dos horas entre medias…). Todos los junios me echaban a la calle sin saber si en septiembre me cogerían. Y todos me han cogido. Me hice un esguince y falté un mes por estar de baja y me volvieron a coger. Hace dos cursos me quedé embarazada y allí te dan la baja desde que tienes el predictor en la mano por el riesgo que implica el trabajo. No he dado ningún problema nunca. Me he pasado a saludar estando embarazada, me he pasado varias veces a presentar a Pichí, les he dejado muy claro que quería volver en la plaza más pequeñita que hay (la de dos horas). El último día fue a principios de septiembre. Fui a llevar una carta de petición de plaza. Salían cinco vacantes. Saludé a todo el mundo.

Y no me han cogido. Y ni si quiera me han llamado para decírmelo. Después de seis años trabajando. Me imagino cómo ha sido esa reunión, (de esas cuatro mujeres, las cuatro con hijos y con tres de ellas hablé cuando fui a dar mi soicitud) y me hierve la sangre. “No, a Alma de Mami no, que tiene un bebé y si queremos que venga a las piscinas de estrangis no va a poder. Vamos a coger a los de siempre y a un par nuevos de las prácticas del año pasado.”. Y ya.

Me queda un sabor muy amargo. Soy buena en mi trabajo y encima me encanta. Ahora tengo que buscar opciones. Me da miedo pensar que no voy a poder trabajar en lo mío el resto de mi vida. Y procuro pensar en el lado bueno, en que no voy a tener que pedir a nadie que cuide a Pichí si no quiere, en que puedo disfrutar de mi niña un poquito más y en que si hasta aquí hemos llegado por algo será. Pero aún así me siento mal.

Un tirón de orejas de mi parte para los empresarios que sólo nos ven como números y a la gente que te pone buena cara y luego por detrás te clavan la puñalada más rastrera sin pestañear.

¿Sois de las que habéis podido conciliar u os quedasteis por el camino?

Anuncios

27 comentarios en “LA NO CONCILIACIÓN

    1. Y por lo que voy leyendo no soy la única a la que le ha pasado esto, es un consuelo, la verdad. Una pena que nos hagan sentir tan inútiles cuando ser madre es lo mejor del mundo y no resta ningún tipo de capacidad sino que encima suma en paciencia y empatía, pero bueno… con eso me quedo, con disfrutar de mi niña! Gracias por los ánimos.

      Le gusta a 1 persona

  1. Madre mía…después de 6 años…! Es un poco una vergüenza, que una persona con ganas de trabajar, siendo buena en lo que hace y con experiencia de sobra no lo consiga por ser mamá…no deberíamos tener que elegir entre ser mamás y trabajar…es una pena verdadera!
    Piensa lo positivo, y no te angusties, porque la vida es larga y claro que volverás a trabajar!! Segurísimo!!
    Mientras tanto, disfruta de tu pequeña y aprovecha ese tiempo que luego ya no vuelve!!

    Un besito!

    Le gusta a 1 persona

  2. Es una vergüenza que pasen estas cosas pasen. Y pasan porque vivimos en una sociedad machista y retrógrada que castiga a las mujeres y profesionales por ser madres. Que lleves años trabajando en un sitio donde te conocen y saben que eres buena, que te gusta el trabajo, que lo disfrutas, que tenías esperanzas de volver… y te hagan eso, no tiene nombre. Encima, como ya han comentado, que entre ellas haya madres, tiene guasa. Compañerismo y gratitud menos mil.

    Por desgracia, tu historia es habitual. Tengo dos amigas a las que despidieron, una cuando dijo que estaba embarazadas y otra al poco de reincorporarse. Así es como una llega a la treintena y aún se cuestiona si podrá permitirse o no tener un hijo. Es triste.

    Míralo por el lado positivo, podrás seguir más tiempo junto a Pichí. Si ahí no te han querido, no te merecen. Ya saldrá algo mejor. Te mereces algo mejor que eso.

    Un abrazo fuerte y mucho ánimo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí nos obligan a elegir entre trabajar y cuidar a nuestros hijos y luego encima si eres ama de casa es porque eres una vaga y no haces nada en todo el día. Esta es ls sociedad en la q vivimos. Yo había oído q pasaba pero pense que me iban a considerar hasta el ultimo momento la verdad…a ver si hay suerte. Gracias por los ánimos! Un besote!

      Me gusta

  3. A mi me echaron nada más saber que empezaba un tratamiento de fecundación in vitro. Después de 4 años trabajando me dieron la patada. Y esto mismo me ha pasado en otro sitio en cuanto me he quedado embarazada, a la calle.
    Así que ni siquiera puedo hablar de intentar conciliar porque aún no ha nacido y ya me han quitado del medio.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si bueno no nos dejan ni intentarlo es tremendo tb por lo q has pasado tu.. Madre mía lo bueno dentro de toda esta caca de vaca es q cuando tienes ya al retoñito en brazos te da igual el resto. Menuda gentuza :#€%%€@&&#&€& tu a cuidarte!! Ya saldrá algo digo yo! Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  4. Yo espero tener trabajo cuando me quede embarazada y poderlo conciliar cuando tenga un bebé. Este verano he empezado a trabajar desde casa y, en principio, pararé un tiempo y después supongo que volverán a llamarme, ya a partir de marzo. En mi caso, una compañera de trabajo (yo envié currículum porque me dijo que había mucha carga de trabajo) me intentó quitar de la cabeza la búsqueda del bebé: que si cuando lo tenga no podré trabajar tanto, que si le doy de mamar será imposible, que si me mirara los meses… Mi respuesta fue: “Entonces, si nos ponemos así, no lo voy a tener nunca, porque nunca va a ser buen momento. ¿Y sabes qué? Que ya me he cansado del ‘y si…’, que voy a ser feliz y a hacer lo que me apetezca, con todo lo que eso implica, bueno y malo. Si no puedo trabajar en esto, ya me buscaré otra cosa, limpiaré, me haré camarera, lo que sea, pero quiero y deseo tener un hijo, y éste es el mejor momento porque así lo hemos decidido y así lo sentimos”. No ha vuelto a salir el tema, jejeje. 😉

    Ánimos, guapa, seguro que encuentras algo mejor: tiempo al tiempo. Un besazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Si , se ve q en este país el mejor momento para ser madre es cuando nos jubilemos q es totalmente visible (modo ironía on). Yo también me plante el contrato fijo no me lo iban a hacer y no voy a dejar en pausa mi vida porque a los empresarios les de la gana así q… En fin seguro q te apañas con el bebe y el trabajo seguro! Un besote

      Le gusta a 1 persona

  5. ¿Es que aún no han comprendido que nuestrxs hijxs no nos acompañan en el trabajo? ¿Que si tenemos que cuidarlos lo haremos cuando nuestra jornada termine o usando nuestras vacaciones? ¿Que las bajas de maternidad nos las paga la seguridad social de lo que previamente hemos cotizado? En fin, la parte buena es que podrás disfrutar de Pichi, y eso vale más que cualquier trabajo. ¡Ánimo y abrazos!

    Le gusta a 1 persona

  6. Sé perfectamente como te sientes. Tuve un caso muy similar al tuyo y tuve que incurrir en medidas legales que no puedo mencionar. Es muy triste y decepcionante. Sobre todo que sean esas personas madres y mujeres. La falta de consideración y lealtad por todo lo que has dado. ¡Increíble! Ahora bien, las cosas suceden por un motivo. Porque realmente trabajar con mujeres así no vale la pena. Y muchas veces cuando algo malo nos sucede es porque detrás viene algo mejor. Ánimo que algo mejor te espera!

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso espero q dentro de diez años cuando trabaje en algo chulisimo unas horillas al día q me deje cuidar de mi familia y gane unos cuantos mil euros mire hacia atrás y piense… Si no me hubieran echado esto no habría sido posible!! Jajajs fuera de bromas es una vergüenza todo esto pero tienes razón todo pasa por algo así q esperemos sacar algo bueno de todo esto!! Gracias por.comentar!! Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  7. Lo siento, de verdad :(. Se nota lo mucho que amas ese trabajo y lo que te implicas con esos niños.

    Yo estoy despedida desde hace tres años por reclamar mis derechos laborales. En mi caso, fue tan chapucero el despido, que pude denunciar y gané. Tres años después llevo dos juicios ganados y tenemos dos más en marcha, uno por otro despido (me ha despedido OTRA VEZ, por burofax, sin hacer efectiva la sentencia O_o) y el otro solicitando la ejecución de la sentencia. Va para tres años, yo estoy en mi casa metida, sin cobrar (con mucho dinero virtual, si, pero no en el bolsillo) y el empresario sigue a su aire, haciendo montañas de dinero y aplastando a recién licenciados.

    En nuestro caso, y después de entrevistas de trabajo desastrosas (por lo que me ofrecían, que cogerme, me querían coger) hemos decidido seguir luchando contra este empresaurio y mientras vivir tranquila embarazo y crianza del bebé. Sé que es dinero potencial y que puede que no lo cobre nunca. También se que la justicia, aunque evidentemente funciona, no es para unas prisas. Sin embargo, es mi decisión y voy a muerte a por ello.

    Aprovecha este punto de inflexión para encontrarte a ti misma y poner en orden todas las ideas que te vayan surgiendo. Ahora estarás rabiosa, es normal, pero puedes sacar algo bueno de todo esto :).

    Un abrazo y mucha, mucha suerte 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo mejor q saco es poder dedicarme a mi niña 24 horas q es algo q siempre he querido así q por ese lado esta bien pero es una injusticia q el empresario no se esfuerce ni un mínimo por los trabajadores q encima nos sacrificsmos un montón por ellos… Y encima sin consideración sin pedir disculpas o despidiendo a la gente por fax ( me dejas muerta con eso). Animo tu tb y disfruta porq pasar un embarazo ttanquilita en casa es genial!! Puedes descansar todo lo q quieras y mimarte mucho!! A ver si algún día te pagan lo q te deben q ya veras q alegría!! Jejeje

      Me gusta

  8. Pues sí que es injusto, nena. Las jefas creo que son lo peor porque van de perdonavidas, por lo menos la mía. Parece que tienes un hijo y para el empresario es peor que si tuvieras la sarna. Por cierto he ojeado tu blog y me encanta, tengo un montón que leer!! Un besote

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s