LA REVISIÓN DE LOS NUEVE MESES Y LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA

Bueno, pues ya hemos pasado la ITV de los 9 meses :).

La verdad que fue una visita bastante rutinaria a la enfermera, sin vacunas ni nada, simplemente para el control del peso y ver cómo íbamos con la alimentación complementaria.

Me he dado cuenta de que me he convertido en una experta en eso del asentir y sonreír en vez de dar explicaciones de de por qué no le doy la típica papilla de fruta toda mezclada y pasada por la batidora, por ejemplo.
Tengo mis razones. Yo, de bebé comía “poco”. Tomaba 30 o así de biberón y engordaba. Y claro, me llevaban al médico porque comía poco. Estaba sanísima, pero oye, me diagnosticaron anorexia del bebé. Y entre que me forzaban y tal me convertí en una tiquismiquis de la comida. Aún hoy me dicen que en vez de comer parece que estoy diseccionando. Y eso que yo creo que me voy curando.
Como no quiero que Pichí se traumatice como yo, hemos seguido la filosofía de que la niña es inteligente, y si durante la lactancia sabe de sobra lo que necesita comer, en la alimentación complementaria también. Y además lo suyo es que pruebe los sabores por separado y distintas texturas, sino, ¿cómo sabemos lo que le gusta y lo que no?

La enfermera nos dijo que para no darle cereales en papilla estaba bien de peso. Hombre, toma pan, arroz, galletas y pasta, ¿qué más cereales necesita?

Me miró sorprendida gratamente de que aún le diese pecho. No se metió en temas de cómo dormíamos ni nada por el estilo, gracias al cielo jeje. La pesó (7.800) , la midió (76 pedazo de centímetros jeje) y nos preguntó que si gateaba, si se fijaba en los juguetes y los cogía. Me da un poco de rabia porque estas preguntas las hacen como si nada cuando son súper importantes para detectar precozmente el autismo con el que estoy tan sensibilizada (tengo pendiente una entrada acerca de los signos de detección del autismo antes del primer año).

Por lo demás nos dijo que se jubila así que una pena, porque la única profesional que conocía a mi niña desde que nació se va antes de que Pichí cumpla el año. A ver qué más sorpresas nos depara esta Seguridad Social nuestra.

¿Qué tal fueron las revisiones de vuestros nenes? ¿Y la relación con el personal sanitario?

DESCANSITO DE VERANO

Nos vamos a buscar “la fresca” unos diítas y, por suerte (o por desgracia), en el pueblito perdido de León al que vamos no hay cobertura.
De todos modos, tengo pendientes muuuuchas cositas que quiero compartir con vosotros a la vuelta como la búsqueda de la silla de coche a contramarcha para Pichí, sus nueve meses y la consiguiente revisión y las recién estrenadas vacaciones siendo tres este año. A ver cómo nos va.
Aún así me buscaré las mañanas para comentar lo que pueda, eso que no falte.

Descansad lo que podáis que hay que cargar pilas para lo que nos viene!! 😀

vacacionesverano