¿¿PEERDOONAAA?? : CON TU MAMÁ NO

Ays los eventos familiares lo que dan de sí. Por petición popular (más fervientemente de la gran Mamá Pianista :P) retomamos esta sección taaaan aclamada…¡¡BIEEEN!! Comencemos:

Yo, por lo que me veo a mí misma y lo que ven los de mi alrededor no soy una madre posesiva. Me encanta que quieran a Pichí, que quieran cogerla y jugar con ella. Siempre que la niña esté de acuerdo, obviamente. ¿He dicho obviamente, no? Pues no debe de ser tan obvio.

Y es que, cuando Pichí era pequeñita, en las reuniones familiares que hacemos en la “Casa de todos” donde nos juntamos mínimo 20 personas la gente la cogía, la mimaban y luego volvía conmigo o con Alma de Papi. Bien.

Según ha ido creciendo, desde que aprendió a lanzar los brazos, me he encontrado que, prácticamente desde los 6 meses hasta el finde pasado (que Pichí tiene casi 16) se ha repetido una situación que a mí me resulta violenta y a mi hija también.

Partamos de que es una niña bastante sociable, no tiene demasiado miedo a los extraños aunque, es como todo, si le vienen 10 personas que no ha visto desde hace tiempo la pobre no quiere salir de su base segura, o sea, su padre o una servidora. Una vez que Pichí va cogiendo confianza (hablo de una cuestión de minutos, que conste) ya se anima a irse a otros brazos y desde allí va cotilleando a su antojo. Pero claro, si se cansa, o me ve, o ve a su padre, nos tira los brazos para venirse con nosotros.

Y aquí viene la frase del familiar en cuestión (ninguno en concreto han sido varios los que nos la han dicho desde gente mayor, a gente más joven que yo, con hijos, sin hijos y, a muchos de ellos les apreciamos un montón): NO, PICHÍ, CON TU MAMÁ NO. Y le sigue un “que la tienes muy vista” o “¿has visto que pajarito tan bonito?”. Y la niña se vuelve a girar para buscarme.
Y mi cara es la de ¿¿PEERDOOONAAAAA??

perdonaaa.jpg

¿Cómo le dices a un niño ya tenga 15 meses o 10 que con su madre no? ¡Y se lo intentan llevar! ¡En contra de la voluntad de la niña! ¿Eso no se puede considerar secuestro? :S

Lo que a mí me hace sentir violenta es cómo intentan imponer sus propios deseos a los de un niño. Cómo la gente aprovecha que la criatura no se puede “defender” y le manipulan por un deseo egoísta. No, señores. A mi hija no. Así que cuando yo veo a Pichí que me tira los brazos esté con quien esté, lo siento mucho, la voy a coger. Estaría bueno. Igual que si estando conmigo se quiere ir con quien ella quiera (obviamente no un desconocido, claro) la dejaré que vaya. Porque es una personita que tiene el derecho de ir con quien quiera y ni tú ni yo se lo vamos a impedir.

¿Os ha pasado esto alguna vez? ¡¡Decidme que no soy la rara!!