AMENAZA DE PARTO PREMATURO (2): HOSPITALIZACIÓN E INTERVENCIÓN

Nos quedamos en que me iban a ingresar mínimo 72 horas para parar las contracciones que habían empezado el trabajo de parto.

Me metieron en un paritorio (por suerte acompañada de Alma de Papi y de Pichí) y allí me indicaron que me pusiese el pijama del hospital. Entre lágrimas intenté dejarlo para más tarde, como negando que me fuese a quedar allí ingresada o que “la nueva”, si todo se torcía, iba a nacer ya y ser una prematura de 1.600 kg (el ginecólogo hizo la estimación del peso para tener el dato por si se decidía a nacer).

El protocolo es el siguiente:

*Dos inyecciones de corticoides en el culete de la mami (una en el momento y otra tras 24 horas) para ayudar a la maduración de los pulmones del bebé.

*Una dosis alta (de choque) de atosiban (en mi caso) durante las primeras 3 horas y luego otra más bajita en perfusión durante otras 48 (vamos, pegada al gotero todo el día) para relajar el útero e intentar parar las contracciones. Además, la estancia en el hospital se alargaba 24 horas más en observación sin medicación.

*Además estuve con monitores las 3 primeras horas con la primera “ración” de atosiban” y al día siguiente me hicieron otras dos tandas.

*Al día siguiente también me hicieron el exudado vagino-rectal por si la bebé se decidía a nacer saber si la presencia del estreptococo era positiva o no.

Y así estuvimos. Si me ingresaron el miércoles a las 9 de la noche, sentía algunas contracciones hasta el jueves, de hecho, en los monitores de la mañana se veían. Además llegó un momento en el que tenía la tripa dolorida de las contracciones y de los monitores y ya no sabía distinguir si sentía contracciones suaves o simplemente era molestia.

El viernes ya no sentí ninguna contracción y sólo me hicieron unos monitores durante el día. Pregunté si me medirían el cuello del útero y me dijeron que ya lo irían sopesando porque con estas cosas cuanto menos toqueteasen mejor, incluidos los monitores. Y oye, yo no pude estar más de acuerdo. Ese mismo día por la noche me quitaron el atosiban y al día siguiente me llevaron de nuevo a monitores para ver si había contracciones. Ya era sábado. Previamente me di un par de paseos por el pasillo por si eso podía provocarme contracciones después de apenas moverme durante más de dos días.

hospital.jpg
31 semanas, hospital, pijama y vía

No sentí ninguna contracción y el domingo al mediodía me dieron de alta tras hacerme monitores de nuevo y medir el cuello del útero para comprobar que no había disminuido más. Seguía entre 25 y 30 mm (por lo visto si se pilla la contracción aparece más corto y aunque no se recupera no había disminuido). Así que para casa con indicaciones de reposo relativo tanto físico como sexual y derivada a alto riesgo con una consulta para pasados 9 días del alta.

Hemos tenido que recurrir a Alma de Suegri para que me eche una mano con la casa y lleve al parque a Pichí. Poquito a poco se me ha ido pasando el cansancio exagerado ante cualquier movimiento después de pasar dos días de la cama al sillón y del sillón a la cama. Y, probablemente, hemos terminado con la lactancia porque, a pesar de que me han dicho que podía seguir dándole el pecho lo cierto es que me entró mucho miedo de que me provocase contracciones así que hemos cambiado la teta de la siesta por mimitos y Pichí lo ha aceptado fenomenal.

Este martes vuelvo a consulta a ver qué tal pero, de momento no he vuelto a sentir contracciones rítmicas, solo unas 4 o 5 al día de Braxton-Hicks. Eso sí, el miedo a que algún esfuerzo de pronto vuelva a desencadenar contracciones no me lo quita nadie.

¿Alguna en la sala que haya vivido este tipo de amenaza de parto prematuro?

Anuncios

17 comentarios en “AMENAZA DE PARTO PREMATURO (2): HOSPITALIZACIÓN E INTERVENCIÓN

  1. Ay! Que angustia debes estar pasando!

    Tranquila. Va a salir bien. Y cuentas con ayuda. Y Pichí se está portando fenomenal como una chica mayor!

    A mi estas cosas no me pasaron pero recuerdo que me aterraba bastante la posibilidad. Tu sigue con ese reposo relativo y lo de la lactancia… Bueno, poco a poco. Si ves que no te sientes segura, es tu cuerpo y tu decisión y será la mejor de las decisiones que puedas tomar.

    Un abrazo enorme! Y a seguir horneando ese bollito!

    Le gusta a 1 persona

    1. Tengo la paranoioa de que cada vez q me levanto voy a romper aguas y mira q intento no darle muchas vueltas. Al menos la nena va cogiendo peso a buen ritmo y yo no estoy forzando casi nada así que lo q tenga q ser, será :S. La verdad que lo de la lactancia tampoco lo pienso demasiado (esa es mi gran técnica, no darle demasiadas vueltas a las cosas jeje) pero penita me da, la verdad. En fin, quien sabe, a lo mejor nace la Nueva y Pichí se vuelve a enganchar XD. Un besote!!

      Me gusta

    1. Pienso igual que tú. Por lo visto, esto de las amenazas de parto prematuro es bastante normal ahora y hay muchas que llegan pasadas las 38 tranquilamente. Sin forzar y tomando las cosas con tranquilidad en principio no debería pasar nada y si pasa es porque tenía que pasar (que zen todo jejeje) Ya os iré contando porque esta niña no para darme sustos!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Ufff, uffff
    Piensa que fue pillado a tiempo. Que te hubieran ya chutado los corticoides para la maduración pulmonar es muy bueno… ahora tranquila, procura llevar ahora las cosas con calma, muchísima calma y procurar no obsesionarte.
    Yo también tuve una amenaza de parto prematuro causado por la presión que nos estaban metiendo alguna gente simpática (ya ves que puede influir cualquier cosa). Se tuvo que entrometer una amiga nuestra que es matrona para que nos dejaran en paz por la gravedad del asunto.
    Me tocó también reposo… y al final, mira tú! Aguantó bastante! Casi, casi llegamos a la semana 40!
    Así que, por eso te repito: procura no darle vueltas en absoluto, estar tranquila, reposar… y lo de la teta: tranqui, que poco te queda para volver 😉
    un besazo bien grande!! Y mucho ánimo!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo que más me mosquea es q yo estaba super tranquila!! Disfrutando de Pichí, de baja y con alguna historia en la cabeza pero nada como para decir sí, ha sido por el estrés. Así q bueno, aquí sigo evitando pensar toooodo lo q puedo porque es verdad q tenemos alguna nube por ahí q a ver si se resuelve y tomándomelo todo con tranquilidad. Por lo visto ahora estás amenazas pasan bastante!! Qué generación viene jajaja Gracias por los ánimos y por tu experiencia, muchas me contáis eso, q al final llegásteis tranquilamente más allá de la 37 así q me consuela, la verdad. Como va tu pequeñita?? Y tu mayor??? Un besote para los 4!!!:)

      Le gusta a 1 persona

      1. Ya verás que sí! Todo saldrá bien 😉
        Pero nos tienes que hacer caso, eh? Traaaanquilidad y nada de agobios! 😊
        Por aquí… tuvimos un susto de muerte con la peque… casi se nos va en brazos del papi… bendita ambulancia que llegó a tiempo! Ahora está bien, aunque no te niego que tenemos un pánico terrible de que le pueda pasar otra vez algo así, tanto que ya ni salimos de casa 🙈
        El mayor… bufff! Se me está haciendo muuuy mayor ya! Un señor niño en toda regla… ainssss!
        😘😘😘 y reposooooo!!! 😋

        Me gusta

      2. Aquí seguimos en todo el modo zen que puedo jeje reconozco q ver pasar los días algo me va relajando!!…Ay, madre, que me estás diciendo?? Que le ha pasado a Chloe?? Me has dejado blanca!! Espero que se haya quedado en un susto y que poquito a poco vayais retomando la normalidad pero qué miedo se pasa con nuestros peques, yo lo pienso y me muero. Disfruta mucho de tus peques, que tienes dos tesorazos!!! Cómo se echan de menos tus historias!! jeje un beso enorme!!

        Me gusta

    1. No paro de contar los días para que vayan pasando!! Me da un poco de pena no disfrutar al 100×100 del final del embarazo pero bueno, confío en que al final la cosa vaya bien!! Gracias por los ánimos!! Un besote!!

      Me gusta

  3. No tenía ni idea de que te habían ingresado. Da igual la semana que estés, lo importante es que la peque vaya ganando peso. Se me habían olvidado todos los miedos que se sienten en el embarazo y al leerte han vuelto a la memoria, muchos besos y a seguir ganando días.

    Le gusta a 1 persona

    1. El embarazo es un miedo con patas y eso q creo q lo estoy llevando bastante dignamente con la cabeza puesta en su sitio pero pufff se pasa mal porque nunca sabes cómo puede acabar la cosa!! En fin, por suerte, poquito a poco pasa el tiempo y La Nueva está perfectamente. Cada vez queda menos!! Un besote!!

      Me gusta

    1. Bueno, ahí puedes revisar la entrada siguiente y ver que las contracciones no me han abandonado :S. Esto es un sinvivir!! Pero al menos poco a poco van pasando los días y, como dices esperemos que aguante esta niña!! Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s