LA EVOLUCIÓN DEL PESO DE PICHÍ Y SUS PERCENTILES

Pichí nació en la semana 41+3 de embarazo pesando 3,280 kilos y midiendo 50 cm.

Yo mido 1,77  y Alma de Papi 1,90 y ambos de peques éramos bastante tirillas. He ahí los antecedentes penales familiares.

Pues bien, con todo y con eso los malditos percentiles nos trajeron de cabeza y es ahora, 18 meses después, y sólo con el paso del tiempo cuando vemos que la curva de crecimiento de Pichí ha permanecido bastante estable consigo misma.

Todo empezó cuando la enfermerasauria (tomo prestado el término tan descriptivo de mamiferizando) vio que a los dos meses Pichí medía 60 cm (PC 97, esto quiere decir que sólo el 3% de las niñas de su edad miden más que ella) y “SOLO” pesaba 4,860 (PC 25 que el 75 % de las de su edad pesan más que ella). Claro, las medidas, así en bruto quedaban un poco desproporcionadas pero claro, en esta vida hay gente alta y delgada, ¿por qué no va a haber bebés del mismo tipo?.

Bajo la amenaza de “pesadla todas las semanas en la farmacia” decidió esperar a la siguiente revisión del niño sano. En esos dos meses de pesajes y de leer mucho vimos que Pichí engordaba entre 150 gr y 250 gr a la semana y punto y se acabó. Yo le daba más teta, menos teta y engordaba todas las semanas lo mismo. Leía por internet madres que hablaban de que sus hijos engordaban 400 gr a la semana y a mí me sonaba a chino.

Por otro lado leí los libros de Carlos González ( el de “mi niño no me come” creo que es el habla de percentiles) y algo me preocupé cuando hablaba de que la desproporción entre la altura y el peso sí que podía ser un indicador de que algo iba mal pero que aún así hay niños normales que están en los extremos de estas medias aritméticas porque alguien tiene que ocupar esos puestos.

A los cuatro meses Pichí medía 65 cm (PC 97) y pesaba 5,440 (PC 10-15). Claro, había bajado de percentil. Pero es que los números son muy puñeteros porque si la niña hubiese pesado 200 gramos más se mantendría en su PC 25. Y debía ser muy mala madre porque yo no veía el problema. La niña estaba muy despierta, interactuaba fenomenal, se la veía sanota y tomaba teta a todas horas, sin reloj, ni prisas ni nada. Y ahí vino la recomendación de enfermerasauria: “va a haber que darle un suplemento”. No soy amiga de extremos ni radicalismos pero mi instinto me decía que el suplemento no tenía sentido. Después de negociar con enfermerasauria decidió que la niña dormía demasiadas horas seguidas (6, tú verás) y que había que despertarla a media noche para darle una toma más de pecho al día. Por supuesto, nos citó en dos semanas para hacer el seguimiento del peso de Pichí.

A los cinco meses Pichí pesaba 6 kilos (PC 10-15) pero enfermerasauria decidió que le parecía estable y que “SU” decisión de poner una toma extra por las noches había surtido un efecto estupendo (manda hue….). Aún así no me libré de que me soltase unos cuantos ¿¿peerdoonaaa?? que tengo por ahí guardados acerca de la introducción de la alimentación complementaria.

Ays, qué recuerdos, jaja. Ahora me río porque han pasado 18 meses, la enfermerasauria se jubiló y tenemos otra que es un amor. Pichí tiene, como he dicho, 18 meses, mide 85 cm (PC 97) y pesa 10 kilos ( PC 20). Alta y delgada, fin de la historia, enfermerasauria.

Qué pena no haber tenido una mirilla chiquitita para vernos ahora en el futuro y decirle que se quedase con sus recomendaciones antiguas y sus percentiles absurdos. Haced caso de vuestro instinto, si el bebé está despierto, contento y activo y no se estanca (en los primeros 6 meses que luego a partir de los 9 muchísimos se estancan con el peso como le pasó a Pichí) NO PASA NADA. Que no os pongan en duda, huid de enfermerasaurias antiguas y si tenéis dudas cambiad de profesional.

¿Os han tocado profesionales con percentilitis? ¿Tenéis niños atípicos y “desproporcionados” como mi Pichí?

Anuncios

31 comentarios en “LA EVOLUCIÓN DEL PESO DE PICHÍ Y SUS PERCENTILES

  1. Aiiissss los malditos percentiles!! Yo no sé ni en cuaal esta valeria porq cada vez q voy me dicen q no entra en la curva. Ella nació con bajo peso. 2.300 y con 45 cm porq tuvo crecimiento intrauterino retardado. Comparando los pesos son los mismos q los de Pichi. Con 5 meses peesa 6 kilos. Se sale de la norma porq comparado con otros nenes es un bajo peso pero hay q partir de su peso de nacimiento. Va creciendo en altura y peso de manera rítmica. Asiq no me preocupa. Ella está feliz, alegre y sanita. Si estuviera enferma lo veríamos. A veces los percentiles encaasillan, te tratan como un mero numero, sin ver más allá de laas circunstancias. No soy pediatra pero cualquiera avispado diría que Pichi será alta y delgada y eso no significa qno este sana. Simplemente es su constitucion. No necesita ninguna ayudita ni nada parecido… yo tuve muxa presión por el peso y cai el el tópico… un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues fíjate, si Valeria pesó un kilo menos que Pichí al nacer y a los 5 meses pesan igual tu niña ha pegado un super estirón!! Me pone de los nervios que se ciñan a las tablas como si todos los niños tuvieran q ser iguales cuando los adultos no lo somos… Y, como tu dices, presión añadida a los padres de las criaturas nos hace pasar muy malos ratos. Un besote!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Nos preocupamos, y me incluyo, demasiado por pesos, medidas y percentiles. Como tú dices, hay gente alta, baja, delgada y gorda. Al final, salvo enfermedad, los que mejor saben cuánto y cuándo tienen que comer, son ellos mismos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Me encanta leerte porque creo que me pasara como al resto, revivimos estas historias de pesadillas entre pediatras y enfermesaurias (que bueno!). Yo viví tal cúmulo de contradicciones que también tome la opción de hacer caso a mi instinto, desgraciadamente hubo un cúmulo de situaciones, derivados algunos de tener un embarazo problemático y no poder informarme bien. Y en herencia tuve también familiares con visiones distorsionadas, por eso mi nena estuvo en el percentil 90 mucho tiempo. También conocí a una maravillosa pediatra cuando tenía 2 añitos, y aunque dudo que su metabolismo pueda cambiar alguna vez si conseguimos que sea una niña bastante normal, percentil más aproximado a 70 e Imc que no traspasa de lo “normal” (más hacia arriba que abajo). Así que mamis del mundo mientras los niños están sanos y hacen bien pipi que coman lo que ellos quieran!! Gracias por este fantástico post

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo misma he revivido el miedo que pasé en las consultas con la enfermera, su mirada de “qué mal lo estáis haciendo”,yendo a la farmacia a pesarla toooodos los santos viernes, despertarla en mitad de la noche en contra de lo q me decía el instinto… y dentro de lo malo fue controlable, lo que me cuentas tú fíjate, pone los pelos de punta. Lo q yo digo, quieren engordar a los niños como si estuviesemos en la postguerra otra vez y es q no tiene ningún sentido. Las presiones del entorno nos hacen mucho daño y el sentimiento de culpa este q nos acompaña a todas las mamás aparece con estas cosas. Seguro que el cuerpo de tu niña al final encuentra su propio ritmo también, que el cuerpo es muy sabio! Muchisimas gracias por tu comentario!! Un besote!! 🙂

      Me gusta

  4. Qué paciencia hay que tener, verdad? Parece que todos tienen que ser iguales, cuando hay miles de tipos de personas -gracias a los cielos jjj-. Y, por favor, que miren la genética antes de juzgar tan a la ligera.

    Por suerte, mi pichón, aunque cuando nació perdió mucho peso (de ahí que nos dijeran de darle “ayudita”), recuperó peso a la velocidad del rayo (y la ayudita quedó atrás en el primer mes). Siempre ha estado en percentiles muy altos. Más altos de peso que de altura, pero nunca ha bajado de 80/85 y de peso estaba siempre estaba al límite por arriba. Eso me ha librado de muchos ¿¿¿Perdonaaaaaa???

    Lo de los percentiles no debería ser algo a lo que se le dé tanta importancia siempre que el/la bebé/niñx esté activo, feliz y sano.

    Ay… qué zasca en toda la boca le daba a la enfermerasauria.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo malo es que te pillan primeriza y te ponene en tela de juicio la salud de tu criatura y te vienes abajo con una facilidad pasmosa… yo dudaba de todo por muy clara q tuviese la teoría. Y encima eso, que se ve muy negativo el PC bajito, con el alto en peso no pasa nada!! Mentalidad de postguerra niños gordetes para comernoslos en Navidaaaad jaja Esa es la conclusión y si tengo otro y me pasa lo mismo me lo repetiré como un mantra: si esta activo, feliz y sanote no hay que preocuparse de nada!! Un besote!! 😛

      Me gusta

      1. Sí… si tuviera otro, otro gallo cantaría. No me iban a decir ni mú. A mí también me minaron la moral (tema lactancia, cacas, peso, sueño del niño…). Es el precio que pagamos las primerizas.
        Seguro que con tu siguiente hijx no te la cuelan. Siempre hay un lado positivo 😉

        Abrazo!

        Le gusta a 1 persona

  5. Joood….rrr con las puñeteras enfermerasaurias! Qué manía, por dios!
    Nosotros nos tocó los 2 tipos de enfermeros: hasta los 2 años, lo controlaba un enfermero que era de lo mejorcito! Estabamos muy contentos! Luego se fue, y se ocupaba la pediatra en pesarle y medirle… ni te cuento por lo que pasamos el año pasado! A ver, que el Nano siempre fue grandote (con decirte que nació a las 37 semanas midiendo 50 cm y pesando 3,5kg…. no me quiero ni imaginar cómo sería si llegase a termino!!!).
    El percentil del Nano se salía siempre del gráfico, pero estaba proporcionado y no había problemas. ¿pues no va esta tía y me lo mandó a hacer dieta? Y controlarlo cada 3 meses!! Flipé! Ella misma reconocía que el percentil estaba equilibrado pero que correspondía al de un niño de 5 años. En fin… pienso como tú: mientras se le vea sanote, feliz y revoltoso… todo va bien (y el percentil que se lo metan por donde les quepa 😉 )
    Besotes!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Aysss los enfermeros buenos no deberian irse nuncaaa 😦 Nosotros estamos taaaan contentos con la q tenemos ahora q miedo me da si me la cambian!! Dieta???? Que me estas contando???? Es que es absurdo, no te mandó q le cortases las piernas a la altura de los tobillos, que estaba demasiado alto para su edad??? jaja pues lo mismo es!! Por Dios, si están proporcionados (qque se ve a la legua) estan activos y sanotes que más les dará!! A dieta ponia yo a mas de uno!!! jajaja un besote!!

      Le gusta a 1 persona

      1. ¿verdad? No veas la rabia que nos dio al enterarnos que lo habían destinado a otro sitio 😦 Era el que nos apoyaba con la lactancia prolongada, y a la hora de vacunar, prefería espaciar las varias vacunas que tocaban a la vez…. un solete, vamos.
        Y sí… a dieta… y claro! luego teníamos que ir cada tres meses a pesarlo… (que vamos, no lo puse a dieta 😉 ). También pensé yo eso, de cortarle los pies o algo parecido jajajaja
        A esta la pondría yo a dieta a base de host…. xDDD en fin! 😉

        Le gusta a 1 persona

  6. Yo ahora me río de los quebraderos de cabeza y las noches sin dormir pensando en los puñeteros percentiles… Y todo porque bichillo nació con 4 kilazos y luego decidió ir engordando a un ritmo más lento, fue pasando de un percentil 90 a un 25 (que sigue estando dentro de la normalidad). Por suerte pillé con una enfermera pro-teta… Pero ahora con 15 meses ha tenido una racha de casi un mes en el que apenas ha comido… Y en la revisión… Ohhhh sorpresa!!!! De peso está en un percentil 50. Está claro que no hay que obsesionarse…. Un beso guapa!!! Me encanta tu blog.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ays si, nos reimos pero que mal se pasa en el momento!! Es lo q digo, tendriamos q poder echar un vistacillo al futuro para ver si se van a quedar anorexicos nuestros bebes jeje Entre los 9 y los 12 meses Pichí engordó como 200 gr y comía como una lima. No llegábamos a los 9 kilos semana tras semana pesándola… pero qué le voy a hacer si es q su constitucion es así!! Es normal q a veces coman más otras menos y fijate, de repente Pc 50… si es que son números y las personas no somos números así que es una tontería tratar de clasificar a los niños con una tabla. Como tú dices, con estas cosas no hay q obsesionarse porque si no se pasa fatal!! Un besote grande y muchas gracias :)!!

      Le gusta a 1 persona

  7. Enfermerasauria😂😂😂😂 La verdad que a mí también consiguieron agobiarme un poco al principio con los percenciles. Pero es lo que dices, si ves a tu hijo activo y con buen humor no hay que obsesionarse. Yo pasé bastante de eso en lo que es fácil caer, hablo de pesar al bebé cada semana…no consigues más que agobios innecesarios. Un beso guapa.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo me ponía de mala leche pensando en los 200 gramos a la semana. Echaba cuentas y pensaba “claro, a este ritmo la niña no me llega al percentil”…puff un horror. Nos crean una obsesión tremenda. Eso sí, desde q se fue la enfermerasauria sólo la pesamos en las revisiones!! Yo la veo taaaan bien que no necesito mas!! Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  8. Entre enfermerasaurias y pediasaurios crean monstruos: los opinólogosaurios y sus comentarios para poner ojos en blanco y decir: perdonaaa??
    Lo de despertarla para embutirle una toma es muy, muy anacrónico… si hasta a mi madre (32 años atrás) le decían que me dejase dormir (yo era marmotilla y comía poco), y eso que era una piltrafilla enana…
    Hay que tomárselo con humor… y como bien dices, seguir nuestro instinto, que no falla 😉
    Gracias por la mención 🙂
    Abrazos de otra tirillas, no tan espigada, fuera de los percentiles y sana!

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad que en el momento te vas llevando unos sofocos tremendos también porque el entorno en nuestro caso son tambien de la vieja escuela y a veces sus comentarios y su presión no han ayudado mucho… pero bueno, hemos salido airosos jeje y lo bueno es q confio mucho más en mi criterio despues de ver que todo ha ido bien!! 🙂 Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  9. No paran de preguntar cuanto pesa ya la Habichuela y yo no paro de contestar que no la he pesado desde la última revisión. Yo me aplico el sentido común y veo a la peque fenomenal. La semana que viene me toca revisión, a ver que tipo de enfermera tengo…

    Le gusta a 1 persona

    1. Recuerdo la cara de flipar de la gente cuando ya con 7 meses o así me preguntaban cuanto pesaba y yo decía también q no la pesábamos… les faltaba llamarme mala madre!! XD. Sigue confiando en tu sentido conmún q es lo mejor q te va a ir jeje y a ver si teneis suerte con la enfermera q de una de un tipo a otra de otro se vive de una manera taaan diferente!! Un besote!!

      Me gusta

  10. Hola guapa, pues sí, tienes toda la razón, cada persona tiene su propia constitución, lo de los percentiles es una chorrada porque debería de haber un margen por arriba y por abajo de error, ya que no todos somos iguales, es como darle la misma dieta a todo el mundo como hacen los endocrinos pues lo mismo, en fin, que si tu nena es así, pues bien, no pasa nada, si come, otra cosa es que no comiera jejejeje Besitosss!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso es!! Lo malo es q no se porque a las enfermerasaurias se les olvida q los percentiles son unas medias absurdas y se lo toman como si fuese el padrenuestro y nos vuelven la cabeza loca a las mamas!! Hay q ir a la consulta del pediatra con los deberes hechos de casa!! jeje un besote!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s