PICHÍ, LA VALIENTE

He de reconocer que soy una miedica. No tengo ningún problema en afirmarlo y, de hecho, muchas veces lo comento para evitarme sustos innecesarios. No soporto la sensación de miedo, las películas de terror, los sustos, Halloween, muertos vivientes, gente sangrienta etc etc. Yo siempre lo digo, “ a mí me avisas de que me vas a asustar, me das el susto y aún así, me llevo un buen susto”. Así soy.

Y no solo en lo que al miedo “típico” se refiere, sino que a parte soy muy precavida, muy cuidadosa y ando siempre previendo los males que nos pueden acontecer para tratar de evitarlos. Sí, así soy.

El caso es que Pichí no es así. Y yo añado: “gracias al cielo, vaya”. Pensaba que, como a muchos bebés, le iban a dar miedo los ruidos fuertes como el secador del pelo o el aspirador y admito que, al principio, me anticipé y trataba de evitárselos. Hasta que un día, que no me quedaba más remedio que secarme el pelo con ella al lado lo puse y se partía de la risa pidiéndome que le diese también a ella con el secador.

Lo mismo pasa con la oscuridad. De momento no le da nada de miedo y entra con cuidado en las estancias oscuras pero sin más ceremonias. Me da más miedo a mí que a ella. Y oye, yo me hincho como un pavo al verla. Me encanta que sea una valiente, que explore, que tenga curiosidad. Ya sabéis que yo disfruto viendo cómo crece Pichí y que no soy de las del “ojalá se quedase así de pequeñita para siempre”. Disfruto descubriéndola, conociéndola y viendo cómo interactúa y descubre el mundo.

Quizá, egoístamente, para mí, como adulta aburrida que soy, porque ya me sé el mundo de memoria, me vendría mejor que la niña no hubiese descubierto cómo se encienden las luces. O que no se atreviese a pasar a una estancia oscura. O que pasase de querer remover lo que yo estoy cocinando cada vez que me ve porque se pone a salpicar y lo enguarrina todo. Pero es que nosotros también hemos ido aprendiendo.

Hablando con unos amigos nos contaban que a la hija de otros, la abuela le amenazaba tanto con “si entras en la cocina pasará algo malísimo” o “los interruptores no se tocan, hacen pupa” que la pobre niña estaba asustada y no hacía muchas cosas “ por miedo a”.

A mí me da mucha pena. Yo soy muy miedosa y es algo que no me gustaría que Pichí heredase. Cuando vamos a un parque y viene un perro yo me iría a la otra punta pero por ella aguanto y dependiendo del tamaño del perrito la animo a decirle cosas o incluso a tocarlo. Tampoco le apago la luz de golpe para que salga de una habitación. Hay muchas situaciones en las que intento no traspasarle mis miedos y, por lo que parece, tengo una valiente en casa. Y yo me siento super orgullosa.

¿Tienen miedos vuestros niños? ¿Habéis sentido alguna vez que les estabais traspasando un miedo vuestro?

Anuncios

35 comentarios en “PICHÍ, LA VALIENTE

    1. Todo en su justa medida jejeje Cada niño es como es y, claro, en comparacion conmigo mi hija es una valiente jeje pero tampoco temeraria (hombre, tiene 15 meses, asi q algo temeraria es) pero creo que está en un buen punto! La variedad tambien esta bien!! Gracias por comentar!! Un besote!

      Le gusta a 1 persona

    1. Estoy de acuerdo contigo. Todo lo q sea no respetar la forma de ser del niño, ya sea inculcarle miedos para q no se pase de valiente o llamarle miedica para q se enfrente a sus miedos crea nenes ansiosos e inseguros. Hay q apoyarles y acompañarles por el caminito q vayan!! Un besote!!

      Me gusta

    1. Eso es lo q me pasa a mí. Yo lo he pasaado y lo sigo pasando taaaan mal q me encantaría q a ella esas cosas le diesen igual o por lo menos q no lo sufra tanto como yo. De momento vamos por buen camino!! Un besote!

      Me gusta

  1. A mí mi madre se pasa regañándome porque yo les dejo hacer de todo y descubran por ellos mismos, a pesar de que aveces se han hecho daño pues se han caído alomejor o algo, pero prefiero que aprendan así a su manera.
    Hoy ha llegado ni madre porque mañana es el cumple de Enzo y esta flipando de lo terremoto que es, jajaja.
    Yo tengo miedo a algunas cosas, que me las traspasó mi madre y por eso intento no hacer lo mismo… Un besazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Es lo bueno, q hemos aprendido de nuestras madres lo q no queremos hacer con nuestros nenes y somos conscientes de ellos!! Ays, los niños tienen q ser terremotos aunq a las abuelas les cueste entenderlo jaja yo no sé que hacian ellas con sus hijos :P. Buenooo felicidades a Enzo por adelantaado!!! Como nos crecen los enanos jeje un besote!

      Le gusta a 1 persona

  2. Intento hacerlo como tú. No es que yo sea especialmente miedosa, pero veo que hay actitudes que los niños copian por imitación de sus padres.
    Mi pichón, por ahora, es bastante intrépido pero no temerario. Es bastante sensato y sin que le digamos nada, él valora lo que tiene por delante jjj. Por ejemplo, entrar en sitios oscuros no le da nada de miedo, él entra del tirón. En casa nunca he puesto cierres en puertas ni cajones, ni esquineras, ni nada especial. Él sabe dónde tiene que “meter el hocico” y dónde no. Abre y cierra armarios/puertas/cajones con sumo cuidado y yo confío en él (las primeras veces siempre le supervisaba, obviamente). Va aprendiendo.

    Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Los niños son esponjas y es q lo copian todo, lo bueno pero tambien lo malo. Por eso trato de ser un buen modelo para Pichí y ya ves, hasta me hace superar mis miedos!! (algunos, otros te digo q ni por la niña jajaja). Son muy listos y aprenden rápido asi q eso, siemprebajo supervisión pero hay q dejarles q exploren los pobres!! Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Ojalá siga así la Pichí! 🙂
    El Nano de peque también era un valiente. No le tenía miedo a los ruidos o a la oscuridad. Pero no sé qué pasa últimamente que se asusta con los ruidos (dice que son fantasmas), y le aterra la oscuridad cantidad. La noche del lunes le costaba dormirse. Decía que no le apagara la luz, que quería que papá y mamá fuésemos a dormir ya con él y que le llevará todos sus peluches para su cama (te digo que nunca fue un niño de peluches).
    Otra noche, se despertó llorando y nos dice que vio salir del baño a “un señor como papá pero no era papá” (momento Iker Jiménez, que mi marido y yo casi nos vamos por la “pata para abajo”) y que cerrásemos la puerta del baño. En cambio, si mi marido y yo estamos viendo Walking Dead después de acostarlo, aparece por el salón y se queda viendo (lo poco que ve hasta que apagamos la tele)… ni se inmuta! Es más! Se ríe y anima a Rick y cía. Para matarlo!
    Y sí! Lo estas haciendo genial! Los peques si que notan nuestro estado de ánimo! 😉 Bravo, Mami! (valiente, Pichí! 🙂 )
    Mil besos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro, yo creo q segun van siendo mayores si q pasan todos por esa etapa de tenerle miedo a algo, se les junta a lo mejor un sueño o una pesadilla y no saben muy bien distinguir entre la realidad y la ficcion. Como todo, son etapas y habrá que tomarselo con calma y explicarles la situacion tranquilamente intentando no crear traumas jejeje
      Me has matado con la historia del señor del baño, a ver ahora cómo me voy a la cama!!! XD Que yuyu madre mia!!!
      Muchas gracias por los ánimos!! se intenta hacer lo mejor q se puede jejej un besote!!! 🙂

      Le gusta a 1 persona

      1. Calla, calla… que lo peor es que acabábamos de ver Cuarto Milenio jajajajaja
        Yo creo que, aunque no les transmitamos miedos, ellos pasan por esa etapa. Creo que todos la pasamos. Igual es que es algo primitivo se nos quedó… complicados que somos los humanos jajaja
        Muchos besos!

        Le gusta a 1 persona

  4. yo también soy toda una miedica al igual que tu no me gustan nada las pelis de zombis,sangre etc..me da miedo la oscuridad letc..al igual que tu en casa el pequeño es el más valiente jaja mi peque es todo lo contrario que yo es todo un valiente 😃

    Le gusta a 1 persona

    1. Bien por nuestros peques!! jejeje menos mal q bviene una generacion de valientes porque me daría penilla q saliese tan cagueta como yo la verdad!! Ays, a seguir esforzándonos en no traspasarles nuestros miedos!! Un besote!

      Me gusta

    1. Estoy de acuerdo!! Pero bueno, hago lo q puedo para no traspasarle los míos porque, como en todo, hay mucha parte de imitación y aprendizaje y si yo no le dejase tocar perros por ejemplo, supongo q a ella acabarian por no gustarle. Asi que hacemos lo q podemos!! 🙂

      Me gusta

  5. ¡Muy buen post! Yo soy miedosa, y me pasa como a ti, intento no traspasarles mis miedos… Y parece que lo consigo, jeje, porque son incluso algo temerarios en ocasiones. Pero me gusta que no tengan miedo, yo solo les pongo miedo en cosas que son peligrosas para ellos (cruzar la calle solos, poner los dedos entre la puerta y el marco, en el enchufe…) y cosas así, que es cuando les explico lo que podría ocurrir. Pero en el resto dejo que ellos vayan investigando y disfrutando de sus descubrimientos. Un besazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Hombre, una cosa es contarles las consecuencias y otra meterles miedo con q viene el Coco, viene un señor y te lleva y cosas así, eso si q es meterles miedo y hay gente q lo hace. Como todo, con cabeza y teniendo cuidado con las cosas peligrosas, lo mejor dejarles investigar como tu dices!! Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  6. Pues yo tambien soy muy miedosa, e intento por todos los medios no trasmitirlo. La oscuridad, las arañas… son aspectos neutros que por si solos no tienen sentido ni provocan miedo, sin embargo experiencias que vivimos nos hacen tener miedo de esas cosas neutrales, por ejemplo un niño que tenga miedo a la oscuridad puede ser que en algún momento tuviera una pesadilla nocturna y desde ese momento lo relacionara con la oscuridad…. es por ese motivo que muchos miedos podemos solucionarlos desde que son pequeñines para que no les pase como a nosotras. Besos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso es. Está en nuestra mano no transmitirles nuestros miedos comportándonos de una forma neutral con el objeto de nuestro miedo. Los q les aparezcan a ellos les ayudaremos a superarlos lo mejor q se pueda a ver si nos salen mas valientes jejej un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  7. Mi abuela es como la abuela esa que cuentas… y mi madre tiene bastantes miedos. Ahora bien, no quiso que yo los tuviera y me hizo bastante independiente, pese a tener muchas veces el corazón en un puño. A día de hoy, algún miedo tengo, pero no demasiados y es algo que le agradezco. Pichí te lo agradecerá también de mayor, ya lo verás ^_^

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Hombre, tener algun miedo es normal tambien, tampoco quiero una hija temeraria!! jejeje pero por lo menos los mios q no se los lleve y tampoco crear traumas asi tontamente. Aysss espero q me lo agradezca, no será porque no me esté esforzando jeje un besote!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s