CARTA A MI MATRONA

Querida Patri:
Tenía pendiente escribirte esta carta de agradecimiento desde hace tiempo pero, ya sabes, que las mamás tenemos siempre mil cosas en la cabeza.

La primera vez que pisé la consulta de una matrona (que no eras tú) fue tras esperar dos horas (sí, dos, se dice pronto). Me dio unas recomendaciones acerca de lo que debía comer o no comer estando embarazada de 10 semanas y me amenazó con el peso. Así, en la primera cita.

Lo mejor que hice fue cambiarme al centro de salud en el que te conocí (el del pueblo donde vivo, no el otro que era el del pueblo en que vivía con mi padre). Tenías un par de años más que yo, me hablabas haciendo bromas, quitándole hierro al asunto y, sobre todo, con mucho conocimiento y empatía.

Y eso que durante mi embarazo tuviste que estudiar para las oposiciones porque aunque llevabas 3 años en el mismo centro de salud tu plaza no era fija. Y durante mi postparto te comunicaron que tendrías que abandonar tu plaza. Y a mí se me partió el corazón.

Porque yo no hubiese vivido mi embarazo de una manera tan tranquila sin ti.
Porque sabía que si tenía alguna duda te la podría consultar y, sobre todo, tú me la resolverías.
Porque me tranquilizabas ante los dolores, los malestares y me hacías ver que todo era normal.
Porque le explicabas muchas cosas a Alma de Papi de lo que pasa en el cuerpo de una embarazada y le ayudabas a entender lo que estaba pasando.
Porque siempre me avisabas de lo que me ibas a hacer, de si dolería y de por qué lo hacías así.
Porque llamabas a mi hija por su nombre cuando le buscabas el latido con el doppler.
Porque lo explicabas todo sin tapujos, con ejemplos cercanos, con guasa. Aún recuerdo las historias de tus amigas mandándote fotos por whatsapp del tapón mucoso.
Porque me diste confianza en los ejercicios de las clases preparto y me creí que empujaría fenomenal.
Porque en vez de “cariño”, “niña” u otro tipo de apelativos nos llamabas “madre”.
Porque cuando me viste en la semana 41 me dijiste con cariño “ ¿pero aún no hemos parido?”
Porque me sirvió un montón el acordarme de que al empujar no se tenía que hacer fuerza con la cara congestionada sino con los bajos “como cuando te tiras un pedo en un ascensor”.
Porque me llamaste al móvil estando en el hospital para preguntar qué tal había ido el parto. Me juego una mano a que eso no lo hacen todas las matronas.
Porque querías ser madre y se notaba que te rechiflaba el mundo de la maternidad y tu trabajo.

Con profesionales como tú es todo mucho más fácil en esta época tan frágil y llena de miedos como es el embarazo de una mujer.
Gracias, Patri.

¿Tuvisteis tanta  suerte con vuestra matrona como yo?

Anuncios

37 comentarios en “CARTA A MI MATRONA

    1. La verdad que estando embarazada no paraba de repetirle a Alma de Papi “¿te das cuenta lo distinto que lo estaríamos viviendo todo si hubiésemos seguido con la matrona del principio?”. Para mí fue perfecta y un gran apoyo. En su profesión el tema de la empatía es importantísimo y más tratando con mujeres con las hormonas revueltas en un momento tan importante de sus vidas. Pero bueno, si es amable está fenomenal!! Un besote!

      Me gusta

    1. Los grupos post parto están fenomenal porque se encuentra una tan sensible que viene fneomenal recibir apoyo y compartir cositas!! Yo eso lo eché de menos porque el centro de salud me pilla lejísimos y sin coche era un poco rollo :(. Qu suerte!! Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  1. Qué bonita carta. Ojalá llegase a ella porque, aunque seguro que lo sabe de sobra, le encatanría saber que hace bien su trabajo.
    Qué suerte tuviste con ella.

    Mi matrona no era mala en sí. Se notaba que se preocupaba por mí, por nosotros (y también incluyo a mi marido). También vino a verme expresamente a la habitación una vez que di a luz (ella no estuvo en mi parto) y me dio su teléfono e email para preguntarle lo que fuera. No niego que me apoyó y me cuidó a su manera. Yo tenía fe ciega en ella, tanto que me la quería llevar a vivir a casa al salir del hospital XD
    Pero después, en grupos de lactancia y de mamás, fui descubriendo que no todo lo que me decía era correcto. No estaba para nada actualizada en el tema de la lactancia materna y me daba consejos espantosos -que yo daba por buenos-. En fin, fue muy decepcionante, la verdad.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jo, qué chasco!! Es una pena que no estuviese actualizada la buena mujer pero por lo menos la sensación de apoyo y de que te cuidó la tienes 🙂 y eso está fenoemanl. Yo a Patri le llevé unos bombones cuando parí jajaja y le di las gracias mil veces, se lo dejé bien clarito que me encantaba cómo hacía su trabajo y es que cuando te tratan bien da gusto!!
      Un besote!!

      Me gusta

  2. Ay qué bonita carta!!! Qué suerte tuviste con una matrona así! A mí me llevaron todo mi embarazo en el hospital, no en el centro de salud, por que manché un poco al principio, así que me metieron en embarazo de riesgo, peses a que luego tuve un embarazo estupendo, así que cada vez que iba, eran los ecógrafos y la gine las que me veían, no la matrona, casi ni la conocí. Pero me hubiera encantado tener una persona tan cercana y tan profesional, sobre todo en este periodo que tienes taaaantas dudas, y más aún siendo primeriza!! Ojalá pueda leerla!! Y si no, mándasela de verdad!! Seguro que le hace mucha ilusión!! Un beso muy fuerte!!

    Le gusta a 1 persona

    1. En mi embarazo el gine también era el del hospital porque en el centro de salud no había así que iba rotando que aquello era un cachondeo. Lo bueno de la matrona tambien es que fue la única que le dio continuidad y a mí eso me dejaba muy tranquila a parte de lo maja que era. Aysss me está picando el gusanillo jaja a lo mejor se la mando!! jaja aunque ya me encargué de llevarle unos bombones en la revisión de los 10 días y de darle las grcias mogollon de veces jajja 🙂 Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  3. que bonito!!! ojalá todas las matronas fueran así e hiciesen su trabajo con pasión y amor, esto calmaría mucho a los padres que asustados y llenos de incertidumbre se adentran en este maravilloso mundo. Me encanta la gente que anima y en lugar de echar la bronca por todo, ve la parte positiva del asunto y trabaja con tacto y amor! UNA OLA PARA TU MATRONA!! ; )

    Le gusta a 1 persona

    1. Síiiii, me sumo a esa ola!!! La verdad que ese divertimento que tienen los profesionales de echar broncas a las mujeres embarazadas no lo entenderé nunca, es una pena y nos crean una ansiedad que no viene a cuento. Así que sí, viva los profesionales implicados y positivos!! 🙂 Un besote!!

      Le gusta a 1 persona

  4. Pues todavía a punto de hacer las 30 semanas de embarazo no he visto ni a una. No sé como va por privado, pero me estoy pensando en preguntar al médico cuando veré una. El caso es que temo, que éste se piense que le estoy echando de menos.Besos.

    Me gusta

    1. Pues pregúntalo bien porque la matrona te da mucha información sobre el embarazo y me imagino que ya sea por ss o privado habrá que ver a la matrona antes de la semana 30, digo yo. Yo creo que en la SS las citas eran cada dos meses o así.

      En cuanto a lo del gel la verdad que nosotros utilizamos los del Mercadona tanto el gel como la cremita ( amí es que el aceite me da no sé qué por si se me resbala :S) y no hemos tenido problema pero tampoco nos comimos mucho la cabeza. La gama de Weleda de cosmética natural está fenomenal por lo que leo en todas partes de opiniones de otras mamis. Yo me he quedado con ganas de probarla y cuando se me acabe el gel y la cremita probaré para verlo de primera mano (es que tampoco usamos mucha cantidad con lo cual los botes nos duran siglos) . Así que yo me animaría a probar con Weleda!! 🙂 Un besote!!

      Me gusta

  5. Qué bonito post… Me recuerda a mi matrona. También joven, con experiencia, con mucho sentimiento, profesionalidad y preocupación por nosotros. Se preocupaba por todo lo que me sucedía, y me inspiraba una confianza tremenda. Además, sus consejos no eran imposiciones, eran consejos, y no se cerraba en banda ante nada (teta o biberón, colecho o cuna…), ella siempre nos decía que las que teníamos que decidir éramos nosotros y que nadie mejor que nosotras sabíamos lo que era mejor para nuestro bebé. Disfrutaba trabajando, te atendía sin cita si era necesario… Vamos, que era para llevársela para casa. Todo el mundo habla genial de ella. Un besote, guapa, y me alegro que tuvieras tanta suerte de tener una matrona así.

    Le gusta a 1 persona

    1. Eso de encontrar un profesional que te comprenda y no te juzgue en esos momentos es importantisimo!! Con la revolución hormonal y las preocupaciones que vivimos en esos momentos tan cruciales todo el mundo debería tener una matrona como las nuestras!! jejeje Un besote!

      Le gusta a 1 persona

  6. Ayyyyyy! Qué suertaza tuviste! Ojalá hubiera tenido una matrona así!… snifff
    Durante mi embarazo, me tocaron dos matronas un tanto desastrosas: no se enteraban de nada, y tampoco me ayudaban con mis dudas. Con decirte que ni se daban cuenta que estaba subiendo de peso una animalada… Cuando le insistía lo de la subida de peso, me llamaban gorda, hacían chistes malos, me pusieron a dieta… y cuando ingresé para dar a luz resulta de que tenía exceso de liquido amniótico. Para matarlas. Luego tampoco se pasaron a verme. Lo que sí, la matrona que me tocó durante el parto fue todo un cielo! Lástima que no me llevase ella el embarazo desde el principio! Era una grandísima profesional y súper dulce.
    Mira, a ella le escribiría una carta así! 😉
    Un besazo (y quéeee suerte tuviste! 🙂 )

    Le gusta a 1 persona

    1. Joooo, pobre!! Por lo menos con la del parto tuviste buena suerte, que no me imagino en un momento así encima con una matrona idiota. Vaya dos que te tocaron, para ponerles una queja vamos!! Desde luego que cuando tocan buenos profesionales es un placer la pena es que al final es una lotería :S. Un besote guapa!!

      Le gusta a 1 persona

  7. ¡Que hermosa carta! Y recordaré el consejo de ‘tirarse un pedo en un ascensor’. Muy gráfico, sip :p.

    Yo con mi matrona estoy encantada, principalmente porque no nos trata de lerdas ni de menores de edad. También tiene mucho humor y le pone muchas ganas a las clases, a resolver dudas y a la vida. Lo que si hecho en falta es una consulta más individualizada: en Madrid, de momento, es todo colectivo y somos más de 20 personas en la clase. Siempre puedes ir a hablar con ellas y nos han dejado el teléfono directo pero os leo y veo como os ponen dopplers y cosas así y a nosotros… rien de rien.

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo estaba pariendo y repitiendome “no te pongas colorada, con la cara no se empuja, el pedor en el ascensor acuerdateee” jajaja. Yo tambien soy de Madrid, vamos, de un pueblo, y en las clases eramos muchas pero en la consulta era donde aprovechabamos. Y además es que esta mujer parecía que no tenía prisa, era maravilloso. La matrona es siempre una gran aliada!! Un besote!!

      Me gusta

  8. Que bonitas palabras y felicidades por esa matrona. Yo tuve la suerte de tener a una que respetó mi parto 100%, mi marido no estaba porque todo ocurrió muy rápido, y ella y su ayudante se ocuparon de darme apoyo, información, procurarme un parto respetado y natural, e incluso masajes jaja. La busqué en Facebook tiempo después y le mandé una carta similar, agradeciendo y felicitando por su trabajo. Ojalá todas fuesen así.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jo, seguro que le hizo mogollón de ilusión leer tu carta!! La verdad que es una suerte dar con profesionales así!! Y tú tuviste mucha suerte, que sin tu marido al lado en el parto si te hubiese tocado un profesional regulero seguro que lo hubieses pasado peor :S Un hurra por nuestras matronas!! Un besote!!

      Me gusta

  9. Que suerte tener una matrona tan buena!!! La mia no era mala, pero tampoco buena. Me dio buenos consejos (como a las 20 que estabamos en la clase) pero le falto cercanía tanto antes del parto, como (y mucho mas aún) después. Pero bueno no me puedo quejar porque afortunadamente hay matronas maravillosas, cómo la que me ayudo a traer el mundo a mi hijo.
    Muy bonita la carta, me encanta.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, por lo menos tuviste suerte en el momento parto que ese momento es suuuper decisivo!!! Tienes toda la razón, la verdad que la mía me ayudó a vivir el embarazo de una manera muy positiva y traqnuila pero en el postparto se superó, desde luego. Me alegro de que te haya gustado!! 🙂 Gracias por tu comentario!

      Me gusta

  10. Qué importante es el trato de la matrona!! Para mi va más allá, de una simple relación profesional paciente porque es un momento tan importante en la vida de una madre, que la matrona no se te olvida. Yo tuve una matrona buenisima, sin ella no habría sido lo mismo. Me has hecho recordarlo. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Tienes toda la razón!! Para bien o para mal es una profesional que juega un papel tan importante que queda grabadíiisima a fuego. Su labor es importantisima y da gusto encontrar a buenos profesionales como la tuya y la mia!! Un besote!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s